La Enfermedad de Alzheimer

3/01/2014

¿Cómo se inicia la enfermedad?

El comienzo suele ser lento y gradual. Entre los síntomas iniciales destacan:

  • Olvidos frecuentes (citas, nombres…), con repercusión socio-laboral.
  • Trastorno del lenguaje con dificultad para encontrar el nombre de las cosas.
  • Desorientación en tiempo y en espacio.
  • Dificultad para reconocer objetos y personas
  • Síntomas depresivos y falta de iniciativa
  • Trastorno del juicio con problemas para distinguir lo correcto de lo incorrecto.
  • Dificultad para realizar las tareas domésticas habituales
  • Dificultad para el manejo de dinero

Generalmente estos síntomas los perciben las personas que conviven con el enfermo, mientras éste tiende a negarlos o minimizarlos.

Ante la duda debe consultar a su médico, quien sí lo considera oportuno le remitirá al neurólogo.

¿Cómo se llega al diagnóstico preciso?

No existe una prueba diagnóstica específica para la Enfermedad de Alzheimer.El procedimiento para el diagnóstico consiste en la obtención de la historia clínica del paciente, un examen físico, la aplicación de test neuropsicológicos para valorar las funciones cerebrales, así como escalas para evaluar las
actividades de la vida diaria y trastornos psicológicos y/o conductuales asociados. Asimismo se realizara análisis de sangre y técnicas de imagen cerebral.

Es importante para el diagnóstico y manejo de la enfermedad la colaboración multidisciplinar.

¿Importa el diagnóstico precoz?

La detección precoz permite orientar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Existe un pequeño porcentaje de demencias potencialmente reversibles, sí se hace un diagnóstco temprano.

Aunque no existe en la actualidad tratamiento curativo para la Enfermedad de Alzheimer, existen tratamientos que mejoran los síntomas y pueden estabilizar la progresión de la enfermedad. Por tanto un diagnóstico temprano, contribuye a la mejora de la calidad de vida del paciente y de sus cuidadores.

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos